Skip to content

Ni p’alante ni p’atras

May 16, 2010

 

 

En el camino que andamos podemos decidir qué dirección tomar para alcanzar nuestro destino. Nuestra experiencia  nos permite ver claramente el lugar elegido.

No siempre sucede así. En ocasiones no somos capaces de prever lo que ocurrirá,  nos encontramos parados sin poder desandar para proseguir nuestro camino. Miramos hacia delante con la sana esperanza de que el viento sople a nuestro favor más pronto que tarde. Esta situación es desesperante, nos lleva a tomar decisiones estúpidas y nos hace sentirnos mal, mal, mal…

Una interesante disyuntiva aparece cuando percibimos los cuantiosos obstáculos  a los que nos enfrentamos. Lo que dejamos atrás fue complicado de manejar. Se nos pasa por la cabeza retroceder para sabiamente redireccionarnos.  Al mirar  atrás, nos damos cuenta que es casi tan difícil volver como continuar.

Qué hacer, si volvemos  nos arriesgamos a perder un tiempo que no tenemos. Seguir adelante es terrible, sin embargo, siempre es mejor que volver atrás…

 

Advertisements

From → Uncategorized

One Comment
  1. Ana María permalink

    Yes

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: