Skip to content

Madrid

December 7, 2008

 

Estuve en Madrid.

Ciudad sin orden, pero con ley.  Ya nos podemos olvidar de esa ciudad oscura por el peso de muchos años de dictadura. Desde hace mucho, es una urbe donde todo cabe, donde nada sobra y donde puede pasar todo lo que tenga ser vivido.

En estos días pude olvidar la sempiterna lluvia que inunda mi alma. Es una experiencia increíble poder salir a la calle sin paraguas, recordar el viejo hábito, por cierto uno de los peores, de llevar las manos en los bolsillos.

Recorrí media ciudad de una exposición a otra: Desde el Reina Sofia – donde Garcia-Alix, dice poco pero lo dice todo- hasta la fundación canal- donde las mujeres son las protagonistas.  Descubrí mucho fotógrafo nuevo: Harry Callahan,  Helena Almeida, Pablo Almansa…

Cuando estoy en Madrid siempre me desplazo en metro, pienso que los sistemas subterráneos de comunicaciones tienen cierto parecido a la noche, permiten a la gente mostrarse de otra forma, muy diferente a la que se muestran al sol. Muchas horas caminando, observando a los castizos de siempre y a los nuevos castizos. Los encontré en la típica tasca de bocata de boquerones, pared con pared, con el top ten de hostelería donde se degusta un pan tostado en brasas arábigas cubierto con una fina capa de anchoas maceradas en una mezcolanza de vinagres variados… Mucha gente elegante y mucha gente que no lo es tanto, sin embargo,  vale mucho.

 

Madrid está lleno de seguridad. Mc donald tiene seguridad, y solo venden carne mala, el palacio de la Moncloa tiene seguridad, y quien sabe la gente que vive en él. El museo del prado tiene seguridad, más de la imprescindible pero seguramente la necesaria. El ministerio de defensa, en plena castellana,  donde trabaja mi ministra preferida, por la noche, en su atrio vacio no se ve un alma, únicamente la luz que lo muestra todo. Un Madrid donde no se escapa nada a la atenta mirada del gran hermano, sin embargo, las corrientes freáticas no dejan de fluir.

Me quedo con la Plaza mayor sin las casetas que la pueblan en estos maravillosos  tiempos navideños. Ustedes podrán comprar todo tipo de iconos para decorar sus casas, alabando al  dios del consumo, que por cierto, en épocas presentes está de capa caida, con aquello de la crisis. Sus cafés antiguos muy bien conservados. En ellos te sirven fantásticamente pero te pegan una hostia con la factura en la mano. Quizás esa parte de la ciudad, la que menos conozco, es la que más me gusta, donde se mantiene cierta tradición que ya no dejan ver… Subo por una calle, desde sol a gran via, creo que es la calle montera, veo putas y policias tomando cafe en las mismas tabernas.

 La Gran Vía, donde siempre que puedo me hago limpiar los zapatos. No hay nada como llevarlos relucientes. Al lustrabotas, asi llamado en las Américas, le dejo siempre una buena propia, oficio de perros el que tienen estos amigos. A un lado me encuentro con donuts y hamburguesas de pollo, al otro calle abajo, Loewe me guiña un ojo desde la distancia. La vista se pierde más allá, donde la calle Alcalá invade la vía grande…

  En la plaza de las cortes me detuve en el Melvin Palace. Un regalo para el turista que se lo puede permitir, quizá dentro de poco pueda acogerme. Un edificio exquisito de los de antes, con todo el lujo que uno puede desear. Comparto unos instantes la misma sala con la señora Aguirre, de oficio presidenta. La veo bien, muy cercana y natural, hasta parece buena persona. Lo que más me sorprendió fue su seguridad, pensaba que tendría una centuria de guardaespaldas… Salimos al mismo tiempo, casi, desde una prudente distancia la observo subir a su automóvil, Audi, parece que todos los políticos desean este coche.

 

 

Continuara…

 

Advertisements

From → Uncategorized

4 Comments
  1. Mimi permalink

    Si que te ha inspirado Madrid, espero que te explayes contándonos más cosas.

  2. Ana María permalink

    Me has excitado, que lo sepas, y es que tú siempre supiste acariciarme a través de las palabras.Satisfecha con los cambios realizados en el texto, ahora sí que sí.Le beso

  3. alicia permalink

    Te falle……teniamos que haber tomado un café y espero que algún dia podamos tomarlo………..Me he quitado los grilletes que apretaban mi vida

  4. eusebio domingo permalink

    Hola Sr Rueda, siento discrepar con la exposición que a realizado de Madrid,Madrid es una ciudad CLARA, llena de callejas sinuosas eso si, pero acogedoras en todos sus rincones, por eso es una ciudad en donde todo puede ocurrir, mas si lo haces por y con amor.Para conocer Madrid, uno lo tiene que pisar, saborear, en donde te rozas con las personas que pasan a tu lado y te dejan ese perfume de alegría, de angustia, de odio y de amor, impregnándote de sus historias, de sus diversas culturas, en donde al cruzarte con cada una de ellas ves en sus ojos los mensajes de sus experiencias vividas, donde a través de ellos puedes experimentar las alegrías y angustias que en esos momentos les embargan.Si paseas por Madrid, veras mujeres que solicitan los servicios de los hombres porque la vida les dirigió hacia ello, veras hombres que se arrodillan ante otros que están sentados, hombres a los que la vida no les han dado las oportunidades que otros muchos hemos tenido, e incluso veras a otras muchas, muchísimas personas solicitando limosnas, pero eso si,mírales a todas ellas a los ojos, veras en ellos la alegría de vivir en Madrid, una ciudad llena de libertades, en donde una pequeña parte de intolerantes en alguna ocasión les han fastidiado la vida, pero aún así viven en libertad, con la mirada limpia al frente, sin miedo en ella y expresando en cada momento sus pensamientos y necesidades. Discrepo con ud SR. Rueda en la acepción o adjetivo de PUTA, cuando posiblemente sea la única forma de estar en este país sin que medie la posibilidad de la deportación.Discrepo con ud SR Rueda en que el oficio de limpiabotas sea de perros, ya que existen otros muchos oficios o trabajos que denigran mas a las personas, ya sean adultos o niños.He de manifestárle SR Rueda que el trabajo dignifica a la persona, así como la persona dignifica al trabajo.Por último y para que todo no sea discrepánte, le doy las gracias por hablar de Madrid, ya sea para exponer lo mucho que le gusta o le disgusta, por lo que le propongo que la próxima vez que se apee en esta ciudad, lo haga paseando y deleitandose con sus rincones y su acogedora gente y si me lo permite, mirándola a los ojos.Se lo dice una persona que arribo en esta ciudad en el año 1960 y fue magníficamente acogido y nunca sintió los grilletes de la dictadura, porque al alma y al espíritu nunca se le podrá apresar, y aunque suene cursi la libertad está en el interior de uno mismo, y si por un casual a leído EL PRINCIPE ENCADENADO, sabra que la vida en si misma es una prision con grilletes incuidos-.Espero Sr. Rueda que mi exposicion, mala exposicion, no le haya herido en sus sentimientos ni en ningun otro sitio, ya que mi intencion es y ha sido siempre ver el lado amable o mas bien bondadoso de las personas, a pesar de que alguna vez les haya fallado. Siempre a su disposicion Dom

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: