Skip to content

Un ejemplo clásico del comportamiento humano

September 12, 2008

 

En una serie llamada Tango, la emitieron en los noventa, un personaje secundario estaba enamorado de una mujer, que era de otro. Por cuestiones del guión, el personaje pudo gozar de los talentos de la hermosa hembra, lo que le dio alas para ser la persona que deseaba ser… Al día siguiente se puso lentillas, desterrando las lupas que solía vestir, saco del armario ropa que se había comprado para no ponerse… Un humor positivo reina en su mañana, hasta la expresión de la cara es distinta- conocemos los efectos sanadores de un buen revolcón.

Cuando descubre que la chica sigue enamorada del cornudo, se pone las gafas, su pelo recupera el peinado usual y se le agrian las pocas ideas que le quedaban… En resumen, se amarga más…

 

Este hombre es un ejemplo claro de lo que suele ocurrir.

 

En esta vida que vivimos, existen personas capaces de modificar la naturaleza de los seres que le rodean, tanto para bien como para mal.  Si es para bien, sacan de nosotros todo aquello que nos hace mejores. Como en el personaje arriba mencionado, el mundo se vuelve mejor, sigue teniendo ese tufo insoportable a humanidad, sin embargo, nos vemos capacitados para elevarnos sobre esa polución…

Debemos aprovechar estas situaciones, reconocerlas, ver que lo que emana de nosotros no es un reflejo de la luz de una estrella. Darse cuenta  que atravesamos una puerta y joder, no volver atrás porque se tuerzan las cosas…

 

 

Muchas veces no nos sentimos capaces para iniciar un cambio, pero, un catalizador puede ayudarnos…

Advertisements

From → Uncategorized

3 Comments
  1. Normis permalink

     Real como la vida misma , para no dejar de reflexionar, y el cambio creo que debe nacer dentro nuestro y porque nosotros asi lo deseamos no para complacer a los demas , aunque si es para bien siempre ayuda que nos empujen un poquito !!!
     otro abrazo
    Normis 

  2. Mara permalink

    Me parece maravilloso que otras personas logren sacarnos esas cosas buenas, pero, siempre el pero, sí. Creo que no es buen camino pretender que sea otro quien lo ilumine, cuando ese otro/a se va, ¿qué pasa? todo oscurece de nuevo? No elijo eso, no quiero eso. Quiero que mi llama arde por mí y que otro fuego que se acerque la haga arder más aún.
     
    Abrazos!!!

  3. Mimi permalink

    La verdad es que a más de uno se le nota al entrar por la puerta cada vez que rompe con la novia.
    En realidad es  que el cambio no es definitivo, no llegó a su esencia, si no ¿Cómo podría volver?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: