Skip to content

Perfumada

April 28, 2007

 

 

– Por qué me dice eso, si no lo estoy…

 

– Llevas diciendo una hora que te vas, pero todavía no te has ido

 

 

 

Así hablaban un camarero y su clienta. El, de mala gana, cuando se juega con las alubias de uno, los buenos modos mezclados con las segundas intenciones son usuales; ella, con buen humor y mucho cuerpo transmutado por el vino peleón.

 

 

 

Sinceramente, jamás vi tanta mezcla humana que en los bares, sólo es superada por grandes acontecimientos sociales. En estos locales donde se juntan tantas miserias, todos son iguales:” El villano como el rey tienen idéntica piel, y en el horno se verá…” Cantaba Víctor Manuel-  flor del aire, tu y tus queridas tildes,  guerra me dais-

 

Las tardes empiezan con los cafés completos y las copas  llenas con licores fuertes, digestivos que  matan poco a poco el hígado como cuando se sube una escalera automática, no se da uno cuenta de cuanto ha subido hasta  el final.

 

Existe un momento en el cual parece que el vino se hará coñac, es ahí donde los lamentos no ocupan las barras de estos locales, pero: puro espejismo, no existe cliente más fiel que el necesitado…

 

Al anochecer, las bodegas y cafeterías se llenan de alicaídos visitantes, mejor estarían en sus casas haciendo el amor a sus mujeres o en los clubes filatélicos cambiando sellos.

 

 Van cambiando de establecimiento siguiendo la luz que apenas ven, con ojos entrecerrados. Todo cambio están alegres, con la sonrisa en el rostro y cuasi domados por la estupidez común en los borrachos; unos acabarán felices en sus butacones roncando la  curda, otros con los morros partidos y más de uno tratando de abrir la puerta de su casa, con un dedo que hace las veces de llave,.  Ya rozando el nuevo día, en el  mismo local de la mañana, o en uno similar, otro camarero y otra clienta discutirán sobre la misma cuestión, argumentando con distintas razones…

 

-Porqué me dices que estoy perfumada, si no lo estoy

 

– Conchí, preciosa, tus hijos te esperan en casa, deja de beber

Advertisements

From → Uncategorized

2 Comments
  1. Ana María permalink

    Curioso. Ese rol es mas de un hombre que el de una mujer.
    Curioso

  2. Sara permalink

    Un buen analgesico el alcohol… ¿Bueno?.
    Creo que este retazo que traigo de mi blog, define en parte a esa clienta, tal vez necesitada de despertar de ese sopor entumecido en el que a veces se consume el breve espacio de la vida.
     

    Cuando ya no sirven las palabras
    Cuando se ha rajado la ilusión
    me emborracho con whisky barato
    a ver si me escuece el corazón
     
    Feliz semana.
     
    Sara.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: