Skip to content

Acechante la noche…

August 31, 2006

Acechante la noche espera

a que el día, a caballo de la luz escape

para hacer de esta playa

su reino absoluto.

 

Mientras tanto en la penumbra, donde se atrincheran los cobardes

sin osar a “decidir una decisión. Rompen las olas

con eficiente voluntad sobre la arena mojada

dejando vivir por un instante al ardoroso sonido,

en el mismo momento en que mueren.

 

¡Quién sabe lo que somos ante tan magnifica naturaleza!

"Somos lo que somos y no hay más que decir." 

apresurase a pensar en alta voz

el sabio prematuro ante sus acólitos

buscando el pueril halago, no percibido en sus días de infante

 

Hacia delante, la luz ya no es brillante asesina,

se torna naranja acaramelada.

Hacia el pasado, un halo azulado protege la sombra que se refleja en el mar.

Tristes opciones para quien no ve más allá de sus narices, mejor,

de sus entendederas, si es que la tiene.

 

Sobre la soledad y sus encantos escribía Gine

sabiamente nos mostraba sus pensamientos.

¡Quién es el tiempo para imponernos su soberana compañía!

afirmando la tradición; asertiva, lacónica

y fría como la música tocada por la olas…

 

El incauto, no decidió aún, no tiene otra opción de otra compañía:

la tranquilizadora noche, aliada de conciencias alienadas por sus vicios.

 

El indeciso corrió unos pasos hasta donde no entro aun la penumbra,

para tomar unos minutos de respiro,

sabiendo del aire desafectado del

que se goza en esa especie de limbo de la nada.

 

El comprometido consigo mismo, el que no puede vivir sin él,

ya que vivir sin la compañía de uno es casi de locos;

tomo sus bártulos sin parafernalias

sabiendo complacer las necesidades propias; y, las ajenas si es posible.

 Camina hacia sus destinos, como peregrino en la vida,

aprendiendo a caminar caminando

Acompañándose de tu encantadora sonrisa…

 

By: Abate Tornasol

Advertisements

From → Uncategorized

One Comment
  1. Sara permalink

    Fijate que casualidad "causalidad"… justamente hace dos años ponías este hermoso poema que vuelve habla en los mísmo términos de la entrada que dos años más tarde utilizas en una nueva entrada…
     

    El comprometido consigo mismo, el que no puede vivir sin él,
    ya que vivir sin la compañía de uno es casi de locos;
     
    De nuevo el compromiso y la aceptación de uno mísmo para poder afrontar la vida sin miedos ni cobardia. … y a buen término la necesidad de la compañía de una sonrisa evocadora del necesario amor…
    Causalidad estar en esta entrada hoy?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: